Las clases de defensa personal femenina en Zaragoza no son ni una moda ni la nueva clase que los gimnasios han añadido a su horario. Más que una tendencia, la defensa personal se impone como una necesidad para las mujeres que se sienten desprotegidas.

Según datos de los Ministerios de Interior y Sanidad, en este 2017 ha habido un repunte de las muertes por violencia de género en España. Murieron 4 mujeres más que en el año anterior, elevándose la cifra a 48 mujeres asesinadas en 2017. Pero, al echar la vista atrás, 920 mujeres han sido asesinadas desde 2003. Una cifra, sin duda, alarmante si atendemos además a que La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de que al menos una de cada tres mujeres en el mundo sufre o ha sufrido, alguna vez, violencia física o sexual por parte de algún hombre.

Estos son solo algunos de los datos que hacen reflexionar sobre la seguridad de las mujeres. Para evitar estas situaciones la defensa personal femenina en Zaragoza es la solución. Una práctica que cada vez va ganando más adeptas. Pese a que siempre han existido estas clases, en los últimos meses, ha habido un repunte de la oferta. Así lo confirma Arturo Navarro Martinez, cinturón negro 6º dan de Aikido e Instructor Nacional acreditado en nuestro centro Sabáh: “aunque siempre ha existido una importante demanda, últimamente algo está cambiando para mejor”.

“El efecto que produce en la mujer el sentimiento de indefensión. Le hace vivir muchas veces con un miedo inconsciente que la limita a la hora de querer vivir su vida”, recalca Arturo Navarro, que junto con David López Infante, también Cinturón negro e Instructor Nacional acreditado, imparten clases en Sabáh.

 

El objetivo de la defensa personal femenina en Zaragoza es evitar una agresión, no iniciarla

“Ante una situación de peligro hay tres posibilidades: la defensa, la huida o quedarse paralizado. Lo que se busca en estos cursos es entrenar las dos primeras, para evitar a toda costa la tercera”, comenta David López que destaca el cambio emocional que sienten las mujeres al acudir a estas clases. “Las mujeres que acuden a las clases de defensa personal femenina en Zaragoza cambian emocionalmente ya que se dan cuenta de que pueden responder a una situación de peligro, pero sobre todo, de que deben hacerlo”.

Igualmente, ambos instructores destacan que estos cursos están especialmente diseñados para mujeres, de manera que “puede realizarlo desde una mujer joven hasta alguien de mayor edad”. Y es que, la defensa personal femenina no requiere de fuerza puesto que “su objetivo no es vencer a nadie, sino impedir ser agredidas con tácticas dirigidas a puntos vulnerables”. Sin embargo, advierten, “la mejor protección es evitar que se produzca la agresión. Y para ello, solo hay una opción posible, impedir que los agresores sigan sueltos”.

Si estás interesada en los cursos de defensa personal femenina en Zaragoza puedes solicitar información llamándonos al 976 236 956, mediante nuestro correo o acudiendo a nuestro establecimiento. Estaremos encantados de escucharte.