La primavera ya está aquí y, aunque el frío aún está presente, muy pronto llegarán los primeros rayos solares. Además, durante estas vacaciones de Semana Santa muchos de vosotros os vais fuera para disfrutar de unos días de desconexión, posiblemente a la montaña o a la playa, dos de los lugares con más riesgos para nuestra piel debido a la exposición solar. Lo más importante en estos casos es preparar la piel para el sol, ya que los rayos solares son muy perjudiciales para la salud si no cuidamos nuestro rostro correctamente.

¿Sabes cómo aplicarte bien la crema?

Es muy importante aplicar el protector adecuado a nuestro tipo de piel antes de la exposición solar, concretamente media hora antes y nunca menos de factor 30 la primera vez que nos expongamos después de un largo periodo. Uno de los errores que más frecuentemente cometemos, es aplicarnos la crema justo unos minutos antes de la exposición solar. Esto no es recomendable, ya que la crema tarda un tiempo en absorberse (unos 30 minutos). Además, también es importante mantenernos debidamente hidratados bebiendo mucha agua y volver a darnos crema cada cierto tiempo, el indicado por el fototipo de piel que cada uno nosotros tenemos.

Y es que elegir un factor solar no es tan sencillo como nos creemos. Para empezar, debemos saber en qué estado se encuentra nuestra piel. Para ello, la herramienta más adecuada es el fototipo, que nos dice cuál es la capacidad de nuestra piel para asimilar los rayos del sol. Si no sabes cuál es el tuyo, en Sabáh Zaragoza realizaremos próximamente una jornada de puertas abiertas donde os asesoraremos sobre cuál es el fototipo de su piel y, por tanto, cuáles son los productos más adecuados. Imprescindible para preparar la piel para el sol.

Para cada zona, una crema

Tenemos que proteger toda nuestra piel pero, especialmente, hay que tener cuidado con zonas más sensibles como el rostro, cuello y escote. Lo mejor es aplicar una crema solar específica para estas zonas. Nuestros productos de la marca Massada son perfectos para cuidar nuestra piel ante una exposición solar.

No solo es importante preparar la piel para el sol, tampoco debemos olvidarnos de los labios, ¡muy importante cuidarlos con una barra de labios fotoprotectora! El pelo es otro de las partes del cuerpo que debemos cuidar durante la exposición solar. La cabeza es la primera zona que se calienta durante la exposición solar y, por tanto, la que más sufre. Así que, recomendable utilizar sombreros, gorras o pañuelos para cubrirlo. Además, también es importante utilizar un protector solar que actúe de barrera y evitar así que el calor llegue hasta la cutícula del cabello y se reseque.

Y sobre todo, es importante saber que no hay que utilizar las cremas del año pasado, aunque se hayan conservado en el lugar adecuado. Este tipo de productos suelen perder sus propiedades, cada vez son menos eficaces en el cuidado de la piel. Así que ya sabes, ¡renueva tus cremas solares cada primavera!

Cuidar la piel después del sol

Pero el cuidado de la piel no acaba cuando termina la exposición solar, sino que debe seguir después, cuando lleguemos a casa. Una buena ducha es esencial para hidratar la piel y limpiarla adecuadamente. Además, de esta manera eliminaremos los restos de protector solar que queden. En la ducha, lo ideal es utilizar jabones neutros y después al acabar utilizar una crema after sun para seguir protegiendo y reparando la piel después de tomar el sol.

Además, para tener siempre la piel perfecta es importante exfoliarla y mantenerla hidratada. En Sabáh Zaragoza ofrecemos diferentes tratamientos corporales, entre ellos la exfoliación corporal en cabina, que mantiene tu piel perfecta después de la exposición solar.

Estas son algunas de las pautas que es recomendable para preparar la piel para el sol antes de irnos de  vacaciones. Y si tienes dudas, ¡consúltanos! En Sabáh Zaragoza nuestros profesionales te asesorarán de un modo personalizado. ¡Pregúntanos!