Cada vez más mujeres se deciden por el esmaltado permanente a la hora de hacerse la manicura. Y es que, esta técnica ha supuesto una revolución y una novedad en el sector de las uñas. Si quieres hacerte una manicura permanente en Zaragoza,  nuestro centro de estética, Sabáh, es tu sitio. Cada vez más personas se decantan por este tipo de esmaltado y no es para menos, porque con la manicura permanente tus uñas permanecen perfectas durante unas 3 semanas. Pero, ¿realmente sabes en qué consiste la manicura permanente? ¡Hoy en el blog, te contamos todos los secretos sobre este tipo de esmaltado que está arrasando!

La manicura permanente es un innovador tipo de esmaltado más duro y resistente, que consiste en la aplicación de un gel con alto brillo. Este tipo de esmalte, se seca al entrar en contacto con una lámpara de led UV, lo que le aporta mucho brillo y resistencia durante mucho tiempo. Este tipo de manicura tiene mayor duración que las manicuras normales a las que estábamos acostumbrados. Estas últimas permanecen intactas durante cinco días y son sensibles al agua, al desgaste por manipulación y pierden fácilmente el brillo y color. Otra de las ventajas del esmaltado permanente es que las uñas se secan en el momento y no tenemos que esperar. Además, podemos utilizar este tipo de esmalte tanto en pies como en manos.

¿Cómo se aplica el esmaltado permanente?

No es un trabajo difícil pero sí cuidadoso y que requiere cierto tiempo si queremos conseguir unas uñas bonitas y duraderas. Estos son los pasos a seguir:

  • Primero se retira debidamente el esmalte anterior, sin dejar ningún rastro del color anterior.
  • Después, se aplica una base transparente y se seca debajo de la lámpara ultravioleta.
  • Luego aplicaremos el esmalte del color que hayamos elegido. Primero una capa y luego la otra. Entre capa y capa colocaremos las uñas debajo de la lámpara para que se sequen y se fije bien el color.
  • Para terminar, se fijan las uñas con un “top coat”, un esmalte transparente que sella el color. Después de aplicarlo, se vuelve a meter la mano bajo la lámpara para que así se terminen de secar y se fijen correctamente.

El proceso dura aproximadamente unos 40 minutos y después, podrás lucir tu manicura perfecta durante 3 semanas y la pedicura durante un mes o mes y medio. Sin duda, merece la pena.

En Sabáh  ofrecemos diferentes servicios de manicura permanente en Zaragoza y también pedicura, acorde a las exigencias de cada uno de nuestros clientes. ¡Consúltanos! Puedes llamarnos a nuestro teléfono: 976 236 956.