Las largas jornadas de trabajo y el estrés que solemos acumular durante el día nos pueden hacer caer en malas posturas que hacen que, a lo largo del día, nuestro cuerpo se resienta. No levantarse del puesto cada hora y media, no mover el cuello ni hacer ejercicios de estiramiento, ni tener la espalda recta frente al ordenador, algunos de los malos hábitos que solemos adquirir durante las jornadas de trabajo y que son perjudiciales para nuestra salud. Eso sí, es fundamental que si estas malas posturas nos producen algún tipo de lesión, debemos acudir a un servicio de fisioterapia en Zaragoza. Hoy en el blog de Sabáh os damos las claves para mantener una buena postura y evitar así las negativas consecuencias de adquirir malos hábitos en el trabajo.

Cómo mantener una buena postura

Mantener una buena postura es fundamental a lo largo de la jornada laboral. Pero no existe una postura ideal para todo el mundo, dependerá del puesto de trabajo que se desempeñe.

  • Cuando una persona pasa la mayor parte de su jornada laboral sentada, es fundamental que su cabeza esté bien alineada con la columna vertebral, los brazos lo estén con el cuerpo. Además, la parte superior ha de estar ligeramente inclinada hacia delante; y las rodillas y los tobillos un poco abiertos. Las personas que trabajan sentadas suelen hacerlo en una oficina delante de un ordenador y por eso, los brazos y antebrazos tienen que estar apoyados en un ángulo de 90 a 120 grados.
  • Si en cambio, sueles estar de pie durante tu jornada laboral, las indicaciones que debes seguir son otras muy diferentes. Hay que evitar estar con las piernas muy abiertas. Lo mejor es abrirlas ligeramente, con los pies paralelos y sobre todo, una buena alineación vertical teniendo la espalda bien recta. También es importante descansar durante la jornada laboral evitando así estar de pie durante períodos de tiempo muy largo.

Tanto si trabajas sentado como de pie, es fundamental descansar cada cierto tiempo para no mantener mucho rato la misma postura y permitir que el cuerpo se relaje un poco. De esta manera, evitaremos algunos problemas provenientes de mantener una mala postura durante largos períodos de tiempo. Es importante tener claro que si las malas posturas en el trabajo nos producen daños o molestias, lo mejor es acudir a un experto en fisioterapia en Zaragoza.

Consecuencias de tener una mala postura en el trabajo

  • Tener el cuerpo excesivamente inclinado hacia delante o muy derecho forzando la espalda, puede dificultar la respiración y puede agravar otros problemas de salud como el lumbago o la escoliosis. Además, también comprime los órganos del aparato digestivo provocando molestias digestivas.
  • Si trabajas frente a un ordenador, la enfermedad de D’Quervain puede afectarte. Este trastorno se produce por utilizar durante largos períodos de tiempo los teclados del ordenador, la tablet o el teléfono móvil.
  • Sufrir obesidad es otro de los males más comunes de aquellas personas que trabajan en una oficina frente a un ordenador. Esto se debe al sedentarismo y la falta de ejercicio y por supuesto, a la mala alimentación.
  • Todos aquellos que trabajen frente a un ordenador, sabrán lo que se pueden llegar a cargar las muñecas. Y es que, el síndrome del túnel carpiano es otro de los trastornos que se pueden sufrir. Está causado por la flexión reiterada de la muñeca que produce la pérdida de fuerza en las manos.
  • La fatiga crónica disminuye hasta en un 50% la productividad por cansancio prolongado producido por el mal descanso. Las manifestaciones más habituales de esta fatiga suelen ser: la pereza, el insomnio e incluso, la fiebre.

Servicios de fisioterapia en Zaragoza

Estas son algunas claves para terminar con las malas posturas que solemos tomar durante nuestra jornada laboral. Es importante seguirlas para prevenir futuras lesiones, pero siempre es importante contar con la opinión y seguimiento de un experto en fisioterapia en Zaragoza, ya que cada persona tiene una situación diferente y por tanto, distintas necesidades. El equipo de fisioterapeutas de Sabáh Zaragoza te ayuda y aconseja en todo momento. ¡Pregúntanos!