Seguro que muchos de vosotros habéis oído hablar del pilates e incluso quizás lo hayáis practicado en alguna ocasión. A la hora de comenzar con este deporte surgen muchas dudas: ¿cuál es la mejor forma de empezar?, ¿estaré preparada para practicarlo?, ¿qué es mejor, pilates suelo o máquinas? Hoy en nuestro blog, queremos disipar todas estas dudas y ayudaros a la hora de elegir entre pilates máquinas o pilates suelo. No se trata de enfrentarlas sino de complementarlas. Ambas tienen numerosos beneficiosos para nuestro estado físico ya que fortalecen los músculos y nos hacen ganar una mayor flexibilidad. Hoy os contamos las diferencias entre ambas disciplinas y también las ventajas del pilates en Zaragoza.

Diferencias entre pilates suelo y máquinas

Son muchos los que recomiendan empezar por pilates máquinas si es la primera vez que te inicias en el pilates. Y es que, las máquinas pueden servir de mucha ayuda si estás dando tus primeros pasos en esta disciplina. Por eso, es recomendable utilizar las máquinas en esta primera fase de comienzo y aprendizaje. Aunque las máquinas también pueden ayudarte a ganar mucha fuerza y resistencia por eso, el pilates máquinas ofrece un amplio abanico a de posibilidades a la hora de trabajar teniendo así una doble función. Además, las máquinas pueden suponer un reto para aquellas personas que dominan ya el Pilates en suelo y buscan un mayor reto.

Por otro lado, el pilates suelo también supone un gran reto, ya que no dispones de una máquina que te asista y te facilite el trabajo si estás empezando, eres tú el que controla el cuerpo y los movimientos. El alumno trabaja con su propio cuerpo y desde las primeras semanas se comienzan a percibir los beneficios: los músculos se fortalecen y se gana flexibilidad, mejorando notablemente, con el paso de las sesiones, la forma física.

Beneficios del pilates en Zaragoza

  • Ayuda a la recuperación de lesiones. Esta disciplina favorece la recuperación de posibles lesiones que tenga el alumno, sobre todo con la ayuda de las máquinas. Esta práctica es recomendable permite hacer un ejercicio riguroso sin forzar en exceso. Además, mejora la corrección postural ya que conseguimos una mejor ergonomía postural, reduciendo así dolores de espalda.para aquellos que sufren una lesión o patología, ya que la máquina
  • Más variedad de ejercicios. Cada día la sesión será diferente. El pilates ofrece una amplia variedad de ejercicios con clases activas, dinámicas y atractivas para los alumnos. Además, estamos continuamente haciendo nuevos ejercicios que hará que la intensidad del entrenamiento sea mayor. De esta manera, no acostumbraremos al cuerpo a hacer siempre los mismos ejercicios y los resultados serán mucho mejores.
  • Equilibrio entre cuerpo y mente. El pilates es una forma muy inspiradora y diferente de ejercitar los músculos del cuerpo, ya que no solo supone un reto para nuestro físico, sino que también despierta nuevas sensaciones para nuestra mente y nos ayuda a relajarnos. Esto se debe a que en pilates se presta una gran atención a la respiración y a la concentración, lo que hará que consigamos un equilibrio entre cuerpo y mente. Por eso, hacer pilates en Zaragoza es una buena opción.
  • Mejora nuestra forma física. Nuestros músculos ganarán en fuerza y también en flexibilidad y, además, uno de los beneficios del pilates es el fortalecimiento de la musculatura del suelo pélvico, la cual puede sufrir durante la práctica de deporte, durante el embarazo o simplemente, por el paso del tiempo. Con pilates podemos trabajar el suelo pélvico para fortalecerlo y evitar posibles complicaciones en el futuro.

Como veis, tanto pilates suelo como máquinas son una buena opción para cualquier persona que quiera iniciarse en esta disciplina o para aquellos que ya la practiquen y quieran reforzar y mejorar sus habilidades. En Sabáh Zaragoza, ofrecemos ambas opciones: pilates máquinas y suelo. Nuestros expertos te aconsejarán sobre pilates en Zaragoza y te ayudarán para elegir la opción que mejor se adapte a ti, a tus necesidades y a tu condición física. ¡Ven a conocernos!