El yoga se ha convertido en una de las disciplinas más comunes actualmente y es que, no es para menos. Tiene múltiples beneficios tanto física como mentalmente; ayuda a fortalecer los músculos y a estar en forma a la vez que conseguimos relajarnos y encontrar una paz mental necesaria para sobrellevar el estrés del día a día. Y qué mejor que compartir todos estos beneficios con nuestro bebé. Durante los primeros meses, en las sesiones de yoga con bebés en Zaragoza, desde los dos meses hasta los 2 años, de Sabáh Zaragoza, practicamos relajaciones y meditaciones conjuntas de las mamás con los bebés. Aunque las asanas (posturas) y las pranayamas (respiraciones) son independientes para adultos y bebés, siendo este primero quien ayuda al niño en los distintos ejercicios.

El embarazo y el parto son dos de los momentos más importantes en la vida de una mujer porque como es normal, implican muchos cambios tanto físicos como psíquicos y sobre todo, emocionales, debido a los cambios hormonales que sufrimos durante el proceso. Además, tras el parto, muchas mujeres se sienten cansadas, abatidas y sin energía, por lo que es muy importante recuperar el ánimo y la vida que teníamos antes del embarazo. Para ello, podemos ayudarnos de distintos ejercicios, deportes o disciplinas y una de las más adecuadas es el yoga, que a través de sus respiraciones y meditaciones ofrecen una relajación física y mental que activan el organismo y hacen que nos sintamos mejor y en mayor calma. Pero no solo eso, el yoga nos ayudará a fortalecer los músculos de distintas partes del cuerpo que se han podido ver afectados durante el embarazo y el parto. Además, al realizar yoga con nuestro bebé, la conexión emocional con él crecerá exponencialmente. Lo mejor de todo es que cualquiera puede practicar esta actividad, aunque no la haya practicado con anterioridad.

Como hemos comentado, el yoga con bebés en Zaragoza tiene distintos beneficios tanto para la madre como para el bebé.

Para las mamás y papás

  • Ayuda a fortalecer la pelvis y la musculatura en general, la cual ha sufrido mucho tras el parto. Es fundamental darle importancia a esta recuperación para evitar así posibles daños en el futuro.
  • Mejora la vitalidad de la madre tras el parto y le ayuda a recuperar la energía de antes del parto. La fatiga, el cansancio y la falta de sueño son tres de los síntomas más comunes de las mamás tras dar a luz, debido a la gran atención y cuidados que demanda un recién nacido.
  • Fortalece el abdomen el cual suele sufrir flacidez tras el embarazo. Pero para ello, es importante que nuestra pelvis esté primeramente fortalecida y recuperada para así después recuperar nuestros abdominales.
  • Ayuda a los papás y mamás a estar más relajados y tener más paciencia, dos aspectos fundamentales para educar de una manera adecuada tranquila y concienzuda a nuestros hijos, manteniéndonos alejados de situaciones de estrés, enfados o malestar.

Para los bebés

  • El recién nacido puede aprender e interiorizar todas las técnicas y actitudes que enseña el yoga y que ayudan a tener un mejor bienestar.
  • Además, el vínculo con los padres se estrecha y puede disfrutar de momentos diferentes con ellos, favoreciendo el estado de relajación de ambas partes.
  • El yoga favorece el desarrollo psicomotor del bebé ya que le permite tener un mejor conocimiento y autocontrol del cuerpo, mejorcoordinación psicomotriz, adquisición de un buen tono muscular, mejora el humor y el ánimo…

 

El yoga con bebés tiene, como habéis podido comprobar, múltiples beneficios. Si has sido mamá recientemente y te apetece probar una actividad diferente con tu peque que, además, te permita socializar con otros papás en la misma situación que tú, ¡esta es tu actividad ideal! Pregúntanos sobre neustras clases de yoga con bebés en Zaragoza, y te informaremos sin compromiso.