El yoga es uno de los deportes que están arrasando y son cada vez más las personas que deciden comenzar en esta disciplina.  Aunque parezca un desafío para los principiantes, el yoga es una manera increíble de equilibrar nuestra mente, cuerpo y espíritu, de vencer tus miedos y tomar conciencia de tus objetivos. Si vas a asistir a tu primera clase de yoga, es importante que tengas en cuenta una serie de cuestiones para disfrutarla al máximo.

  • Llega unos 10 minutos antes. Llegar a clase con el tiempo justo nos provocará estrés y hará que no podamos relajarnos previamente y, por tanto, no disfrutemos al máximo de la clase. Recuerda que el yoga es un momento para relajarse y conectar con tu yo interior, por eso, las prisas son tus peores enemigas.
  • No vayas a clase con el estómago lleno. Esto por lo general, es un consejo que puede aplicarse a cualquier práctica deportiva. Y es que, hacer ejercicio justo después de comer puede convertirse en algo tedioso. Por eso, es recomendable que, si comemos algo antes de la clase, lo hagamos con, al menos, una hora de antelación.
  • Concéntrate en tu respiración. Esto es, sin duda, una de las claves del yoga. Cuando comience la clase, intenta dejar tu mente en blanco, pensando en alargar tu inhalación y exhalación. Esta es la mejor forma de calmarte y sumergirte en la clase. Además, al final de la clase te darás cuenta de cómo ha cambiado tu respiración: al principio esta es mucho más superficial y al terminar se habrá convertido en una respiración más profunda y relajada.
  • Escucha tu cuerpo. El principal objetivo del yoga es conectar mente y cuerpo a la vez que conseguimos una profunda relajación. Es importante que respetes tu cuerpo y no hagas sobreesfuerzos. Ten el control de tu cuerpo durante todo el momento y si en algún momento de la clase hay posturas que son muy intensas, no fuerces tu cuerpo, ve a la postura de embrión y relájate.
  • Confía en el profesor. Seguir todos los pasos y posturas del profesor el primer día es algo difícil.  Si te sientes demasiado lento al principio, confía en él y relájate para intentar mantenerte al día con el resto de tus compañeros.

Estos son algunos consejos que seguir antes de entrar a tu primera clase de yoga. Es muy importante que vayas la primera vez sin expectativas. Simplemente llega, disfruta, intenta dar lo mejor de ti en cada postura sin importar si llegas más o menos y sobre todo, relájate. Si quieres empezar en esta disciplina y no sabes cómo hacerlo, pregunta a nuestros expertos de Sabáh Zaragoza y ellos te contarán todo sobre el yoga.