Ir al fisioterapeuta es algo totalmente necesario, pero, sin embargo, no es algo que hagamos habitualmente, ya que solemos acudir a él cuando tenemos muchos dolores y no aguantamos más. No existe una ley escrita sobre el número de visitas al fisio, ya que cada persona es un mundo y tiene necesidades diferentes. Pero es importante que comprendamos que no solo debemos acudir a él para el tratamiento de lesiones sino también para la prevención de las mismas y mantenimiento. Y no solo eso, el fisioterapeuta también te aconsejará y asesorará sobre cómo debes entrenar para evitar posibles daños. Además, te ayudará a desmitificar algunas afirmaciones que, aunque parezcan ciertas, no lo son.

Todo lo que debes saber sobre fisioterapia en Zaragoza

  • ¿Frío para las agujetas? La inmersión en agua fría es una práctica que muchos deportistas utilizan para evitar las agujetas. Pero según un estudio donde experimentaron con más de 350 personas, se concluyó que en muchos de los casos estudiados podría haberse producido un efecto placebo.
  • ¿Estirar antes o después de hacer ejercicio? Lo más correcto es tras el entrenamiento ya que en ese momento es cuando ha aumentado la temperatura del músculo. Buscaremos una postura cómoda en la que encontrar una postura con una cierta tensión, pero sin llegar a un grado de estiramiento que provoque dolor. La duración de cada estiramiento ha de ser de uno 20 segundos y se repetirán un par de veces con cada músculo.
  • Muchas personas creen que la fisioterapia solo se utiliza en caso de tener lesiones. ¡Error! Esta disciplina no solo contribuye a la recuperación de una lesión, sino que también ayuda en el proceso de prevención, es decir, evitar que una posible lesión ocurra.
  • “A mi no me hace falta ir al fisio”. Esta es otra de las afirmaciones que más solemos escuchar. Pero, ¿qué opinarías si escucharas a alguien decir: “ a mí no me hace falta ir al dentista”? Parece una locura pero al igual que tenemos que tener una boca sana, es importante mantener un cuerpo sano y equilibrado. Y para ello, es recomendable acudir de vez en cuando al fisio.

Como hemos comentado, no todas las personas tienen las mismas necesidades y es por eso que cada una necesitará un tratamiento diferente. En Sabáh Zaragoza tenemos diferentes tipos de fisioterapia: reumatológica, deportiva, traumatológica y suelo pélvico. Además, disponemos tanto de sesiones individuales como de diferentes opciones de bonos: cinco o diez sesiones. Antes de comenzar el tratamiento, nuestros fisioterapeutas realizan un estudio y valoración inicial para detectar las necesidades y pensar posibles soluciones. ¡Pregúntanos!