Hemos hablado muchas veces de los beneficios del yoga para nuestro cuerpo y también de cómo podemos practicarlo durante el embarazo.  El yoga ha pasado a formar parte de nuestro día a día, pero quizás el yoga nidra es una disciplina todavía desconocida para la mayor parte de la gente. Normalmente pensamos que nos relajamos cuando nos tumbamos en el sofá, leemos un libro, usamos un rato el móvil o vemos nuestra serie favorita. Pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que, la única forma de conseguir una relajación absoluta tanto a nivel físico como mental y emocional es a través de la plena consciencia. Aquí es donde entra en juego el Yoga Nidra, una disciplina que va más allá del yoga y que puede aportarnos numerosos beneficios. Se trata de una técnica con la que logramos un estado de sueño consciente que nos permite conseguir una relajación profunda. Es por eso, que practicar esta disciplina equivale a 4 horas de sueño. Y es que, cuando descansamos correctamente somos capaces de concentrarnos mucho mejor en nuestras tareas diarias.

¿Qué es el yoga nidra?

Aunque el Yoga Nidra es una técnica todavía desconocida, está altamente recomendada por los expertos para conseguir un estado de interiorización profundo y de conexión con nosotros mismos. Se trata de una técnica de meditación que proviene de la Nyasa, una práctica tántrica de la India, que, con el tiempo, ha ido evolucionando y convirtiéndose a los modos de vida y hábitos occidentales. Yoga Nidra significa “yoga del sueño psíquico”, pero, no tiene nada que ver con quedarse dormido. Su objetivo principal es conseguir una relajación profunda totalmente consciente. La mente tiene tres dimensiones: consciente, subconsciente e inconsciente. Cuando conseguimos alcanzar el estado de nidra, podemos llegar a nuestros pensamientos que se guardan en el subconsciente e inconsciente.  

¿Cómo se practica?

Durante la sesión, nuestra posición corporal ha de ser simétrica. De esta forma, será más fácil relajarnos completamente y sentir esa sensación en todo el cuerpo. Además, tendremos que mantener la misma postura durante buena parte de la sesión, por lo que es importante que nos sintamos cómodos. Si te molesta alguna parte o tienes frío, puedes ponerte una almohada o utilizar una manta para estar totalmente a gusto. Durante toda la sesión de nidra yoga debes permanecer en la misma posición, por lo que es muy importante que te encuentres cómodo. Si te molesta alguna parte de tu cuerpo puedes poner una manta o almohada debajo para protegerte.

Durante la sesión, los ojos deben estar cerrados para poder relajarnos y centrarnos en el momento presente. Es posible que tengas sensación de sueño, pero hay que evitar quedarse dormido. No pasa nada si en algún momento lo haces, pero intenta evitarlo para que no se convierta en algo habitual durante la sesión. Otro de los puntos importantes a tener en cuenta es el lugar donde se practica. ¿Lo mejor? Una habitación que puedas mantener en penumbra y lejos de los ruidos y distracciones.

En Sabáh Zaragoza apostamos por esta disciplina y tras el éxito del primer taller, este sábado volvemos junto a Yoomga para explicar en qué consiste la técnica del Yoga Nidra y por supuesto, ponerla en práctica.