Ya hemos dejado atrás el frío invierno y en plena primavera, comienzan a subir las temperaturas. Cuando se acerca este momento del año, muchos nos llevamos las manos a la cabeza pensando: ¡el verano está a la vuelta de la esquina y yo sin empezar con la operación bikini! Pero podemos estar tranquilos, todavía estamos a tiempo de estar perfectos y lucir tipazo este verano. Para ello, tenemos que mentalizarnos y dar todo de nosotros mismos durante esta recta final. La operación bikini tiene como objetivo mejorar el aspecto de nuestro cuerpo para prepararlo para el bikini. Así que, lo primero será echar la vista a tras y hacer balance, ¿hemos ganado peso durante el invierno? Si es así, ¿cómo se ha visto afectad nuestro cuerpo? De esta manera, podremos poner el foco en el problema y ver de qué manera podemos solucionarlo.

¿Cómo afrontar la operación bikini?

  • Alimentación sana y equilibrada. Comer de manera sana y equilibrada es uno de los pilares fundamentales, no solo de la operación bikini si no también, de una vida saludable. Hacer cinco comidas diarias, consumir muchas frutas y verduras, prescindir de comida basura, bollería, productos procesados y refrescos son algunas de las claves para mejorar nuestra alimentación y que la operación bikini sea todo un éxito.  Pero no solo eso, el agua es otro de los pilares fundamentales para ayudar a nuestro cuerpo a depurar toxinas y diluir grasas.  
  • El deporte, nuestro gran aliado. Para conseguir un cuerpo tonificado debemos hacer deporte regularmente y encontrar los ejercicios que más se adapten a nuestro cuerpo y necesidades. La operación bikini pasa por encontrar ese deporte que nos apasiones para ejercitarnos a la vez que disfrutamos. Una buena opción es el crosstraining. Y es que, este deporte es ideal para aquellas personas que quieran obtener resultados de forma rápida. Integra en sí mismo cardio y ejercicios de fuerza y flexibilidad como carreras de velocidad, levantamiento de pesas, gimnasia o remo, entre otros. Otro de los deportes que nos permiten quemar grasas y conseguir nuestros objetivos más rápido es el boxeo. Se trata de un trabajo de cardio muy intenso, en el que se pueden llegar a quemar hasta 1.000 calorías en una sesión de 45-50 minutos. Además, al pegar al saco defines los músculos a través con el ejercicio anaeróbico lo que hace que refuerces el sistema inmunológico, eliminando toxinas y aumentando la energía.
  • Tratamientos corporales. Aunque no solo es suficiente con una alimentación equilibrada y con la práctica de deporte. En muchas ocasiones, necesitamos una ayuda extra que nos permita alcanzar esos objetivos propuestos en la operación bikini. Es aquí donde entran en juego los tratamientos corporales. Cada persona es un mundo y por eso, es necesario conocer cada tipo de cuerpo en profundidad para determinar qué tratamiento es el más adecuado. En primer lugar, realizamos un diagnóstico inicial donde medimos diferentes parámetros para determinar cómo se encuentra nuestro cuerpo y qué cosas podemos mejorar. Tras este diagnóstico, buscamos el tratamiento que más se adapte a esas necesidades para poder conseguir los mejores resultados. Anticelulítico, reductor modelador, linfodrenante… Tenemos una gran variedad de tratamientos corporales que además disponen de un 10% de descuento hasta le 31 de mayo. Pregúntanos y te daremos más detalles.