El verano ha llegado con fuerza y el calor empieza a apretar, con temperaturas más elevadas de lo que suele ser habitual a comienzos de la época estival. Con los termómetros rozando los 40 grados, qué comer para poder hacer frente al calor es una de las dudas que más se repiten en los hogares. Y es que no siempre es fácil alimentarse correctamente en esta época del año, ya que el calor puede afectar a nuestro apetito. Además, resulta fundamental mantenerse hidratado, no solo a través de la ingesta de líquidos, sino también a través de lo que comemos. Por eso, desde Sabáh queremos mostrarte cuatro recetas ligeras, fáciles y, sobre todo saludables, que te ayudarán a combatir las altas temperaturas, más allá de las socorridas ensaladas.

  • Ensalada de garbanzos, aguacate y atún: En pocos minutos, podrás disfrutar de esta ensalada de garbanzos fresquita y completa, que te aportará todas las proteínas y la fibra de las legumbres y el ácido oleico del aguacate. Tal solo tendrás que mezclar bien los tres ingredientes y aliñarlos al gusto. Para conseguir un plato todavía más refrescante, puedes añadir hojas de cilantro, e incluso hierbabuena o menta.
  • Quinoa con tiras de pollo y verduras: Puedes elaborarla con multitud de variantes, pero te proponemos hacerla con col lombarda, espárragos, zanahoria, pechugas de pollo y semillas de sésamo o chía. Las verduras pueden cocerse o saltearse a la plancha, al igual que las tiras de pollo. El toque final será añadir un aliño de aceite de oliva con limón y sal.
  • Gazpacho de pepino y albahaca: El gazpacho es cada año un clásico del verano, aunque te proponemos que olvides la tradicional receta de tomate y te animes a probar esta de pepino y albahaca. Para cuatro personas necesitarás dos pepinos, una manzana verde, 125 gramos de yogur griego, un diente de ajo, un vaso de agua, un poco de zumo de limón, albahaca, aceite y sal. Una vez que tengas todos estos ingredientes, mézclalos en la batidora y, si hace falta, añade más sal o zumo.
  • Noodles de calabacín con salmón: Fácil y original, con esta receta que puede consumirse fría o templada disfrutarás de todos los beneficios del calabacín y del sabor del salmón, que puedes incorporar ahumado o marinado. No te preocupes si no dispones de una mandolina con la que rallar la hortaliza; ahora, muchos supermercados ya venden lo que ellos llaman espaguetis de calabacín. Saltéalos en una sartén con un poco de aceite y ajo y añádeles salsa de soja. Después, añade el salmón y ¡a comer!

Durante estos días de calor, también debes tener en cuenta que es mejor hidratarse con agua o infusiones frías que con bebidas alcohólicas, y que la fruta será tu mejor aliada.  Si quieres conocer más sobre nutrición, no pierdas de vista nuestra agenda de actividades, ya que junto a Reviejo Nutrición llevamos a cabo talleres en los que conocer cómo llevar una alimentación saludable y equilibrada.