En Sabáh nos encanta tratar a las futuras mamás tanto durante el embarazo como en el postparto, por eso tenemos un área específica para ellas: mamás y bebés. En ella, cubrimos todas sus necesidades desde el momento del embarazo: yoga y pilates para embarazadas y fisioterapia de suelo pélvico, hasta el momento del postparto: yoga con bebés, tratamientos corporales específicos para esa etapa, hipopresivos y fisioterapia de suelo pélvico. Durante este curso, queremos ampliar nuestros servicios en esta área y por eso ponemos en marcha una nueva clase: pilates con bebés. Y es que, esta actividad es perfecta para recuperar la forma tras el parto a la vez que pasamos tiempo con nuestro bebé.

No se debe esperar para recuperar la forma tras el embarazo, aunque sabemos que es algo más complicado compatibilizar nuevas actividades en esta novedosa etapa. El tiempo escasea y lo mejor es buscar una actividad de este tipo que nos permita estar con el bebé a la vez que hacemos ejercicio. Con estas clases de pilates, el bebé se incorpora a estos ejercicios junto a la mamá. Pero lo mejor de todo, es que esta actividad proporciona un montón de beneficios tanto al bebé como a la mamá.

Beneficios del pilates con bebés en Zaragoza

El pilates con bebés en Zaragoza ayuda a la mamá a recuperar la forma tras el parto, pero no solo es ella quién resulta beneficiada de esta actividad, para el bebé también tiene infinidad de ventajas.

  • Estimula el crecimiento emocional, intelectual y motor.
  • Le permite desarrollar habilidades sociales, la curiosidad, la memoria, el sentido de la lógica, la agilidad física…
  • Estrecha el vínculo con mamá y, además, se esfuerza por aprendes y por comunicarse con su entorno.
  • Al realizar ejercicios sobre la madre, el bebé es capaz de adquirir mayor conciencia de su cuerpo. Estar en el suelo estimula la exploración y va adquiriendo mayor confianza sobre sí mismo.
  • Le relaja y le ayuda a descansar y dormir mejor.

A su vez, con el pilates las mamás van fortaleciendo el suelo pélvico para evitar problemas derivados del embarazo como incotinencia urinaria o problemas de disfunción sexual. Además, le ayuda a fortalecer la musculatura y mejorar su postura corporal mejorando los dolores de espalda producidos por el embarazo. Y por supuesto, es una actividad perfecta para relajarse y combatir el estrés tan presente en esta etapa de la vida.