MASAJE CÓLICO LACTANTE

FISIOTERAPIA MIOFASCIAL

Terapia rápida y efectiva

El cólico del lactante es un cuadro que suele presentarse en el primer trimestre de vida y que se caracteriza por episodios de llanto enérgico e inconsolable de aproximadamente unas 3 horas al día, casi a diario o al menos 3 días a la semana.

Puede aparecer a partir de los 15 días de vida y suele producirse por la tarde-noche. El llanto es intenso y vigoroso, y hasta un 20% de los bebés pueden estar afectados por este trastorno. Los masajes para bebés mitigan esos síntomas de forma eficiente y rápida.

Masaje cólico lactante

45 IVA incluido

Si tu bebé tiene cólicos, tranquila, no estás sola

“Los cólicos del lactante son episodios de llanto que suelen durar alrededor de 2-3 horas al día, más de 3 días a la semana. Suceden por la tarde-noche, durante al menos 3 semanas. El llanto es intenso y vigoroso, y pueden aparecer a partir de los 15 días”.

Regalar

¿Crees que este producto es perfecto para un amigo o ser querido? ¡Puedes comprar una tarjeta regalo para este artículo!

El cólico es uno de los aspectos más duros en los primeros meses de vida. Los bebés experimentan un llanto constante y desesperado. Se ponen rojos, parece que se les acabe el aire, y se mueven de una forma brusca o se retuercen. Esto supone un sufrimiento para los padres, ya que no saben qué hacer para que no tengan dolor. En estos casos, la mejor opción es ponerse en manos de profesionales que sepan cómo tratar los cólicos para ayudar al bebé a relajarse.

En Sabáh, las técnicas empleadas en el masaje de cólico del lactante, son eficaces a corto plazo y la terapia es rápida y de fácil aplicación, no resultando nada traumática o invasiva para el bebé. Durante el tratamiento de cólico lactante trabajamos la fisioterapia miofascial para tratar poco a poco el abdomen del bebé. Comenzamos con masajes más superficiales que van siendo más profundos conforme avanzan las sesiones para llegar así, al foco del dolor. El objetivo de estos masajes para bebés es regular su tránsito y conseguir que el bebé expulse correctamente los gases y las heces, desapareciendo así las molestias y recuperando la normalidad de las tomas de sueño y terminando con el llanto. Es muy importante que el bebé esté tranquilo durante la sesión para poder realizar fácilmente los masajes.